AHORRA COMBUSTIBLE CON UNA CONDUCCIÓN EFICIENTE

Ahorra combustible con una conducción eficiente

En la actualidad cada vez es mayor la concienciación en cuanto al ahorro de energías, consumo y contaminación. Si quieres gastar lo mínimo en gasolina y cuidar al máximo el medio ambiente, podemos conseguirlo. Ahorra combustible con una conducción eficiente.

En los últimos años, el gran aumento del precio de combustibles, y los efectos de la contaminación en el medio ambiente, han provocado una respuesta en los conductores, que optan por el ahorro y una conducción sostenible.

La conducción eficiente, consiste en la aplicación de una serie de técnicas que tienen como objetivo reducir el consumo energético y la contaminación ambiental. Con un uso correcto y adecuado, para evitar posibles averías, evitamos un gasto innecesario de combustible  y un ahorro en emisión de gases contaminantes.

Te damos las principales claves para conseguir una conducción eficiente:

  • Arranque y puesta en marcha:

En cuanto al arranque, no pisar el acelerador. En motores diesel, esperar unos segundos antes de iniciar la marcha, mientras que en motores de gasolina se puede iniciar inmediatamente.

  • Circulación:

Mantener una velocidad constante, lo más uniforme posible, utilizando marchas largas a bajas revoluciones. Es importante evitar frenazos bruscos, acelerones o cambios de marcha innecesarios, para evitar consumos exagerados. Y siempre a una velocidad moderada, ya que es un factor que aumenta considerablemente el consumo de combustible.

  • Deceleración y parada:

No pisar el freno de manera brusca. Si queremos perder velocidad podemos levantar el pie del acelerador, manteniendo la marcha engranada y dejar al vehículo perder velocidad, hasta que pisemos el pedal del freno con suavidad. Y no olvidarnos de apagar el motor en detenciones o paradas prolongadas, cuando superan los dos minutos.

  • Climatización:

El uso de climatizadores o aire acondicionado, influye notablemente en nuestro consumo, por lo que intentaremos utilizarlos sólo en casos necesarios, y regular con una temperatura moderada el habitáculo, ayudará en el ahorro.

  • Aerodinámica y carga:

No nos podemos olvidar de la influencia de la aerodinámica en el consumo. Para evitar aumentar la resistencia de nuestro vehículo, debemos intentar no circular con las ventanillas bajadas,  evitar modificar el diseño exterior del vehículo y el uso  de la baca para transportar nuestra carga, o incluso desmontarla cuando no sea utilizada.

Por supuesto la carga, también juega un papel importante en el consumo, intentaremos evitar llevar más peso del necesario en nuestro vehículo y colocar la carga de una forma correcta, que no comprometa la estabilidad del automóvil.

Todas estas técnicas, influyen de alguna manera en nuestra seguridad. Nos obligan a conducir de una manera más tranquila, aumentando las distancias y centrarnos en la anticipación. Lo que resulta de gran ayuda a la hora de evitar posibles situaciones de riesgo.

No lo dudes, y apuesta por una Conducción Eficiente.

Dejar un comentario