EVITAR LA FATIGA AL VOLANTE

evitar la fatiga al volanteCuando nos esperan viajes largos, ser el conductor no es fácil y resulta cansado, y conlleva una gran responsabilidad. Debemos prevenir y evitar la fatiga al volante con una serie útiles prácticas.

La fatiga es un factor determinante en nuestra seguridad al volante y está relacionado con entre el  20 y 30% de la siniestralidad. Se nos presenta  como una sensación de cansancio y malestar, que influye negativamente en nuestra conducción, aumentando considerablemente nuestro tiempo de reacción ante cualquier riesgo, y por tanto la probabilidad de sufrir un accidente.

Son muchas las causas que pueden favorecer la aparición de fatiga, pero ¿sabemos como prevenirla? Te indicamos algunas prácticas que pueden ayudar a disminuir sus efectos:

Descanso. Antes de iniciar un viaje, no olvides descansar, dormir las horas suficientes para evitar la aparición del sueño durante el viaje. No es recomendable salir tras una jornada de trabajo.

Ventilación y temperatura agradable. Regula de una manera adecuada la temperatura de tu vehículo, evitando los excesos de frío o de calor, e intenta mantener el interior fresco y bien ventilado.

Paradas. No olvides hacer un descanso cada 2 horas o 200 Km., aprovecha para estirar las piernas y relajar cuerpo y mente.

Hidratación, la falta de líquidos en nuestro cuerpo, puede provocar una disminución en nuestra atención o cansancio muscular. Beber con frecuencia (agua o refrescos) es esencial para mantener nuestras mejores capacidades para conducir. Tener a mano una botella de agua nos facilitará este hábito, ya que debemos beber aunque no tengamos sed, y por supuesto, evita siempre las bebidas con alcohol.

Controla los síntomas. La fatiga, trae consigo varios efectos: visión borrosa y frecuentes parpadeos, agarrotamiento muscular, perdida de concentración, lentitud de movimientos, aparición de aburrimiento o ansiedad, aumento de movimientos en el asiento, son algunas de las claras señales de su aparición.

Puedes combatir estos síntomas con descanso. Para y descansa, o aprovecha para caminar y mantener tu cuerpo activo. Es esencial retomar la conducción en tus mejores condiciones.

Dejar un comentario