¿FUMAR Y CONDUCIR?

FUMAR Y CONDUCIRTodos somos conscientes de los efectos del tabaco en nuestra salud. Pero en la conducción, ¿está permitido fumar mientras conducimos?, ¿conocemos los riesgos que supone fumar y conducir?

Si consultamos el Reglamento General de Circulación, en su artículo 18 afirma que “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Según este Reglamento, no existe una prohibición expresa en cuanto a fumar durante la conducción, pero si podría ser una conducta sancionable. Cualquier agente, puede sancionar a un conductor, siempre que, según su criterio y basándose en el artículo mencionado, tenga un comportamiento que favorezca las distracciones y ponga en peligro la seguridad vial, como puede ser no llevar las manos al volanta, conducta asociada al fumar, y sancionable.

Muchos son los riesgos de fumar durante la conducción, y los accidentes pueden ser frecuentes. La distracción provocada por la  caída de ceniza o colilla, perdida de atención durante el encendido o apagado del cigarro, irritación en los ojos, aparición de somnolencia,  etc. son riesgos que debemos intentar evitar.

Y por supuesto, conductas asociadas a estos hábitos, como arrojar una colilla por la ventanilla, que suponen infracciones de hasta 200€ y la pérdida de 4 puntos, además del peligro que suponen.

En el futuro, es probable que las sanciones por fumar sean más duras, pero por el momento, evita riesgos y distracciones.

Comentarios no permitidos.