PREPARA TU OPERACIÓN SALIDA

Prepara tu operación salida

¡Vacaciones por fin!! Todo el año esperándolas. ¿Ya has elegido tu destino? Tienes cientos de posibilidades a tu alcance, y si prefieres viajar en coche, nosotros te ayudamos. Prepara tu operación Salida.

Los viajes en coche son una buena alternativa. Te dan mayor libertad, tú gestionas tu tiempo y puedes hacer las paradas que desees. Esta forma de viajar te ofrece la opción de conocer paisajes y lugares de interés, que de otro modo te perderías por el camino.

Si ya has elegido tu destino, empezamos por la planificación. Elegir una buena hora de salida es importante. Para ello debemos tener en cuenta factores como horas de demasiado calor, u horas punta de saturación de tráfico. De esta manera evitamos la incomodidad de viajar a pleno sol y perder tiempo en retenciones.

Elegir el itinerario más adecuado. Actualmente existen varias alternativas que nos facilitan el trabajo: GPS, Google Maps y multitud de guías. Cualquiera de ellas nos permite hacer un cálculo muy aproximado, comprobar el estado de las carreteras y  seleccionar la ruta más adecuada, más corta, más económica, etc.

No debes olvidar los descansos. La seguridad es lo más importante de tu viaje, y el cansancio o la fatiga son algunas de las grandes causas de siniestralidad. Tómate un descanso y haz una parada por lo menos cada dos horas, refréscate y aprovecha para estirar las piernas.

Cuando hablamos de nuestra seguridad en viaje por carretera, no nos podemos olvidar del vehículo. Tu coche o furgoneta necesitan una puesta a punto. Es imprescindible revisar el estado del vehículo.

Una parte esencial son los neumáticos. Es la parte que está en contacto directo con la carretera, por lo que sufren un gran desgaste. No debemos perder adherencia, así que revisa su estado: el desgaste de la banda de rodadura, estado de las llantas y comprueba la presión, recuerda que la más adecuada es la aconsejada por tu fabricante.

Revisa los niveles de aceite, líquido refrigerante, agua del limpia parabrisas y del radiador. Por supuesto los sistemas de dirección y suspensión, elementos fundamentales en nuestra seguridad y comodidad. No dejes que una inesperada avería estropee tu viaje.

Y por supuesto los frenos, comprueba el nivel de líquidos, estado de los discos y pastillas. Su correcto funcionamiento y eficiencia es fundamental para vuestra seguridad.

Ahora sí, llega el momento de la salida… sólo tenemos que prepararnos. Tomar unas pequeñas precauciones para hacer de nuestro viaje un éxito.

Colocación del equipaje. La carga debe ir correctamente sujeta, sin comprometer la estabilidad del vehículo. Los objetos sueltos dentro del vehículo podrían ocasionar graves daños en caso de choque, lo más recomendable, utilizar el maletero o un pequeño remolque.

Y para ti, conductor, comodidad ante todo, al iniciar un viaje largo, la comodidad es esencial. Viste ropa cómoda y fresca (sobre todo en verano) y utiliza un calzado adecuado. Regula la temperatura, conducir bajo temperatura extremas puede resultar peligroso, y evita en lo posible conducir en las horas centrales del día, que son las más calurosas.

Controla la medicación. Si estás bajo algún tratamiento, sigue las instrucciones de tu médico, y evita los medicamentos que puedan alterar la conducción.

Y ojo con la alimentación, no es aconsejable conducir tras ingerir comidas demasiado pesadas, ya que pueden producir somnolencia y disminuye sensiblemente nuestra capacidad para conducir, y por supuesto no olvides tu hidratación, bebidas frescas y siempre sin alcohol.

Disfruta de tu viaje. Y no dudes que con nuestros consejos todo irá sobre ruedas!!!

Dejar un comentario